welele:

El milpiés es la cúspide de la evolución.

Si no fuera porque esos pies no le sirven contra un pisotón.

(Fuente: tresubresdobles)